Contacto

Noticias

EXPANSIÓN 19/10/2018

Black is black

María Jesús Hernández Elvira

CRÓNICA GLOBAL 09/03/2018

El bufete español CHR Legal destaca en el panorama internacional

CRÓNICA GLOBAL 23/10/2017

¿Quién paga los daños?

Javier Delgado Planás

CRÓNICA GLOBAL 07/08/2017

¿Tiene Ronaldo un problema fiscal?

José María Cusí Navarro

CRÓNICA GLOBAL 19/07/2017

Banco Popular, ¿acción de fidelización o juego de trileros?

Javier Delgado Planás

15/07/2017

La Comisión Europea refuerza su lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo

11/07/2017

ZEC: A GREAT TRADING REGIME

CRÓNICA GLOBAL 08/07/2017

Regularización fiscal voluntaria: un paso adelante

José María Cusí Navarro

CRÓNICAL GLOBAL 02/06/2017

La mujer del César

José María Cusí Navarro

30/05/2017

CHR Legal ha sido incluido en el ranking español semanal de TTR

CRÓNICA GLOBAL 19/05/2017

Plusvalía municipal: la punta del iceberg 

José María Cusí Navarro 

14/02/2017

Fin de la suspensión del “derecho de separación del socio” en caso de falta de distribución de dividendos

13/02/2017

Inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de abogado y condena a un Abogado por asesorar y cooperar con un cliente británico para ocultar inversiones ilícitas y eludir el pago de impuestos en España

19/01/2017

Nulidad de cláusulas suelo: también para profesionales y empresas

10/01/2017

CHR Legal ha sido incluido en la 9ª Edición de The Best Lawyers in Spain

21/12/2016

¿Se puede atribuir responsabilidad penal al Compliance Officer?

26/09/2016

La Socia Directora del Área Penal de CHR Legal es ponente en la jornada “La gestión eficiente de los recursos en el sector del agua” que se celebra en Sevilla el 28 de septiembre.

30/08/2016

CHR Legal asesores de la alianza empresarial sellada entre EL ESPAÑOL y Crónica Global

26/04/2016

CHR Legal destacado por Chambers

CRÓNICA GLOBAL 20/04/2016

CHR Legal amplía sus servicios y se refuerza

EXPANSIÓN 09/04/2016

¿Es ilegal la inversión “offshore”?

07/04/2016

Primer café-coloquio: Ser administrador es un deporte de riesgo

10/01/2016

Resolución vinculante de la DGT. Fiscalidad

21/12/2016

¿Se puede atribuir responsabilidad penal al Compliance Officer?

La jurisprudencia americana -donde el régimen de responsabilidad penal de la persona jurídica se introdujo en el año 1909 con la paradigmática Sentencia Hudson (New York Central & Hudson River Railroad v. United States)- ha establecido en numerosas Sentencias -la última el pasado 6 de julio de 2016 dictada por el Tribunal de Apelaciones Federal del Octavo Círculo de los Estados Unidos de América (caso United States v. Austin DeCoster, also known as Jack, & Peter DeCoster)-, que los Compliance Officer (oficiales de cumplimiento normativo) responderán personalmente, tanto en la jurisdicción civil como en la penal, cuando los programas de cumplimiento normativo implementados en la compañía sean incapaces de detectar e impedir la comisión de conductas delictivas en el seno de la organización.

Indicar que, si bien, por el momento, ninguna resolución ha sido dictada en este sentido por nuestros tribunales, lo cierto es que estos podrían (y, de hecho, así lo han hecho en anteriores ocasiones) considerar las resoluciones americanas como precedente a la hora de determinar la eventual responsabilidad civil y penal del Compliance Officer. Añadir, en este sentido, que la Fiscalía General del Estado, en su Circular 1/2016 sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas conforme a la reforma del Código Penal efectuada por la Ley Orgánica 1/2015, sí se ha pronunciado sobre la eventual responsabilidad penal de esta figura, considerando que la omisión grave del cumplimiento de los deberes de vigilancia y control que le han sido encomendados, podría llevarle a ser considerado -él mismo- responsable penal por el delito cometido por su subordinado. Por consiguiente, a pesar de no haber expuesto de forma explícita que los Compliance Officer podrían responder civil y/o penalmente por la ineficacia de los programas de cumplimiento normativo, lo cierto es que entre los deberes de vigilancia y control de los Compliance Officer se encuentra el deber de supervisar el funcionamiento del programa de cumplimiento normativo, detectando las deficiencias que puedan existir y aplicando las correcciones pertinentes.

Por todo cuanto se ha expuesto, debe concluirse que, efectivamente, podría exigirse responsabilidad penal al Compliance Officer por el delito cometido por su subordinado si, pese a haber detectado deficiencias en el programa de cumplimiento normativo, no aplicó las correcciones oportunas; responsabilidad, esta, que, en ningún caso eximiría de responsabilidad al Consejo de Administración de la compañía, al ser dicho órgano el verdadero garante de la adopción de los programas de cumplimiento normativo.

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información

Aceptar